Digipime - Adaptación legal de sitios web corporativos

 
Adaptación legal de sitios web corporativos

¿Sabe si su sitio web está adaptado a la legislación europea de protección de datos RGPD/LOPD?

¿Está informando a los visitantes de su web de las implicaciones legales que supone su uso?

¿Sabe qué es lo que debe comunicar a las instituciones públicas?

¿Desea evitarse denuncias y desprestigio por estos motivos?

Nuestra solución de adaptación legal de web proporciona una auditoría legal rápida de su sitio web e incluye la redacción de textos, de cookies y avisos emergentes, aparte de que le informaremos de manera personalizada de lo que necesita hacer para gestionar los datos de los clientes ante la Agencia de Protección de Datos. El servicio es válido para cualquier sitio web existente.

Esta solución requiere una inversión única de 80 euros más impuestos y se desarrolla completamente en 48 horas. Cubre todas las necesidades para empresas establecidas en la Unión Europea.

Actualmente, con la proliferación del comercio electrónico en Internet y el progresivo aumento de ataques informáticos, muchos de ellos destinados a conseguir de forma ilegal datos de usuarios, la regulación de las actividades comerciales en un sitio web ha pasado a un plano de actualidad.

Unos sesenta países del mundo cuentan con autoridades estatales en materia de protección de datos que, paralelamente a los organismos de control financiero, desarrollan legislación orientada a controlar la identificación y el uso de los sitios web que publicitan o efectúan actividades comerciales. Ejemplos de ello serían medios de comunicación, tiendas virtuales, sistemas de afiliación, blogs de influencers, webs corporativos, etc.

Concretamente en la Unión Europea, la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016) es muy estricta, puesto que incluye la obligación de tener en la organización un responsable de la custodia de los datos y se sanciona con multas simplemente la no adaptación legal de un sitio, aunque no exista constancia de la comisión de faltas o delitos contra el citado Reglamento.

En España existe también la llamada LSSICE, legislación que regula lo referido al comercio electrónico y la publicidad comercial online, que protege al usuario contra la recepción de correo electrónico no deseado (spam) y determina algunos detalles de identificación y uso de un sitio web que de manera directa o indirecta tenga espíritu de lucro.

Por otra parte, debido a los fraudes que diariamente se producen en transacciones monetarias de comercio electrónico, muchos usuarios ya leen atentamente los avisos legales y las condiciones de uso de los sitios web. Por puro descuido de los propietarios de los sitios, a veces la información contenida en las notas legales es incompleta, confusa o no está actualizada de acuerdo con las leyes, lo cual puede conllevar la pérdida irrecuperable de un potencial cliente.

Tener un sitio web adaptado a la actual exigencia legislativa es fundamental para el éxito en Internet, permite ganar clientes y evitar cuantiosas multas monetarias en el caso de recibir una denuncia de un usuario.

El servicio de legalización de web de Digipime es sencillo y económico, aunque muy útil y se entrega en 48 horas. En líneas generales consiste en:

  • ·Análisis, mejoras o añadidos a los contenidos legales de un sitio web.
  • ·Análisis de la legalidad de la ubicación del servidor de Internet en el que está hospedado el sitio web.
  • ·Creación de los avisos de cookies obligatorios en la UE.
  • ·Recomendaciones a los propietarios en cuanto al RGPD y el Copyright.

La revisión y redacción de contenidos se efectúa en un solo idioma, castellano o catalán. Es decir, si usted tiene un sitio en varios idiomas, la solución de Digipime adaptará legalmente las páginas de uno de esos idiomas del sitio. Si por ejemplo usted desea una adaptación de los dos idiomas, el procedimiento normal sería contratar la solución dos veces, una para cada idioma, aunque lo habitual es que Digipime adapte el sitio en un idioma y el cliente se encargue de las traducciones a los otros idiomas del sitio.

Puesto que esta también es una intervención técnica, por motivos de seguridad el cliente deberá haber realizado previamente una copia de seguridad completa de su sitio web. Posteriormente, solo tiene que ceder temporalmente un acceso por FTP o SSH para que Digipime efectúe la intervención. Si el sitio se maneja mediante un gestor de contenidos, como por ejemplo Wordpress, Digipime deberá tener un acceso al mismo con permisos de modificación.

Contratación: pago seguro con tarjeta bancaria o con una cuenta de PayPal. Contratación: pago seguro con tarjeta bancaria o con una cuenta de PayPal.
Configuración: el cliente aporta sus datos para la gestión administrativa y configura sus preferencias en el panel de configuración de Digipime. Configuración: el cliente aporta sus datos para la gestión administrativa y configura sus preferencias en el panel de configuración de Digipime.
Digipime revisa sus datos, analiza la situación particular de legalidad y completa la intervención en 48 horas hábiles. Digipime revisa sus datos, analiza la situación particular de legalidad y completa la intervención en 48 horas hábiles.

Puede efectuar el pago con tarjeta de crédito, de débito o mediante saldo en su cuenta de PayPal, en el caso de poseer una. Aunque se efectúa un pago seguro mediante el TPV de PayPal, no es necesario estar registrado en PayPal para efectuar el pago mediante tarjeta de crédito. PayPal es un sistema mundial de pago seguro por Internet propiedad de la compañía eBay.

Inmediatamente antes del pago le solicitaremos unos datos básicos, como por ejemplo su e-mail, para identificar correctamente su producto y comunicarle su acceso al panel de configuración de la solución. Al mismo tiempo, estos datos generarán un recibo para usted por parte de Paypal, que será enviado inmediatamente a su dirección de correo electrónico.

Adquiera ahora mismo su solución de legalización de web